Prueba

Aunque los métodos de evaluación continua teóricamente permiten conocer la evolución y valorar el aprendizaje del alumno de cerca durante todo el curso, lo cierto es que en ocasiones la mejor forma de terminar de calificar el rendimiento de un alumno es con una prueba final, sea examen o defensa de proyecto, completamente individual y realizada en condiciones ideales para asegurar la igualdad de oportunidades y la calidad de la evaluación.

Sea en forma de examen teórico-práctica o como proyecto de desarrollo, es habitual encontrar estas pruebas en la universidad.